Hacer el amor

Los pájaros están aún cantando y puedo todavía sentir lo fresca que está la mañana antes de que el calor empiece a sofocar.

A estas horas, te extraño con ansias y sólo se me viene a la cabeza hacer el amor.

Pero, te aclaro, que hacer el amor no es encontrarme con tus besos. No es darme cuenta cómo tus ojos me miran después de días ausentes ni mucho menos cuando apagamos los deseos y multiplicamos las ganas.

Es más bien, cuando empezamos a hablar, a reírnos, a contar el día y la noche mientras nos confesamos en palabras con el vino que nos acompaña. Nos olvidamos de juzgar, nos dedicamos a escuchar y nos libramos de las culpas del pasado.

Es ahí, cuando hacemos el amor, aunque si te confieso, creo que el amor nos termina haciendo.

Empezó a hacer calor, y todavía te estoy pensando.

Un comentario en “Hacer el amor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s